Imagen cortesía de: terceravia.mx

A simple vista resulta bastante obvio que la desnutrición de los niños tiene algo que ver con el hambre, pero la cosa va mucho más allá. En muchos casos, la desnutrición está más relacionada con la falta de atención, el trato indigno y el abandono, que con la falta de comida. Dicho de otro modo, estas situaciones también pueden verse desde el punto de vista de los derechos humanos.

Situación mundial de la desnutrición

De acuerdo con los datos oficiales proporcionado por las Naciones Unidas en todas partes del planeta, casi la mitad de la muerte de los niños de cinco años de edad o menos, se debe a la desnutrición, lo cual significa aproximadamente unos 3.1 millones de niños anualmente.

Además de lo anterior, de cada cuatro niños, uno padece un retraso en su crecimiento; mientras que en otros países que se encuentran en desarrollo la proporción en este rubro tiende a crecer hasta llegar a uno de cada tres niños.

En las partes de mundo que se encuentran subdesarrolladas, unos 66 millones de pequeños infantes en edad para asistir a la escuela, acuden con hambre. De éstos, tan solo 23 millones corresponden al continente africano.

En el caso del Caribe y toda América Latina, la situación no mejora en comparación con otros continentes. De acuerdo a lo reportado por la UNICEF, unos 6 millones de niños y niñas, que no sobrepasan los cinco años de edad, se han visto afectados por una crónica desnutrición. Además, tan sólo uno de cada tres niños menores a seis meses recibe una lactancia materna exclusiva.

Otra cifra que causa mucha preocupación en el continente americano es que, tan sólo en el año 2015, murieron 126.000 niños menores de cinco años a causa de la desnutrición.

 

Dejar respuesta