Imagen cortesía de: bucket.glanacion.com

Desde Turquía hasta México, se vienen presentando una oleada de diversas devaluaciones que preocupa a muchos de los encargados de manejar las economías de varios países. Esta situación se viene presentando desde la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, debido a que desde que ganó las elecciones el 8 de noviembre de 2016, se ha presentado una subida del precio del dólar frente a otras monedas.

Cómo la subida del precio del dólar puede afectar la economía de América Latina

Entre los anuncios del presidente electo de Estados Unidos están el expandir el gasto público en el país norteamericano, al tiempo en que las diversas autoridades monetarias de dicho país anticipan una gestión de intereses más elevada. El hecho de que la combinación del dólar caro, los altos intereses y la restricción con respecto a las importaciones se intenten aplicar, hacen acordar mucho a lo que ocurrió a principio de la década de los 80, lo que llevó a la crisis de la deuda latinoamericana en ese momento.

Por poner un ejemplo, el peso mexicano cayó frente al dólar un 10%. En el caso de Turquía, la subida del precio del dólar ha sido tan rápida que el presidente Erdogan ha sugerido a los ciudadanos del país turco que tengan divisas a que las cambien por liras (la moneda nacional turca) como un acto de buena voluntad hacia la moneda nacional, con el propósito de salvaguardar el valor de la misma. Y, en otras partes del mundo se observa una tendencia similar.

La situación se hace mucho más complicada para países latinoamericanos, ya que el dólar caro significa que actividades como las vacaciones que una persona quiera planificar hacia Florida o el nuevo iPhone que una persona quiera comprar, se harán más difíciles de realizar. Lo anterior quiere decir que muchos de los productos y servicios que se compran en dólares se harán más caros para los latinoamericanos.

Dejar respuesta